• Solaft fue el primero en aplicar la tecnología de chorro de pulso en la generación de energía a base de carbón.